Bienvenido a la Hora Santa al Sagrado Corazón de Jesús

Como la mayoría de las personas, puede que nunca hayan oído hablar de la adoración nocturna y se esten preguntando lo que es.

La adoración nocturna en el hogar consiste en sacrificar una hora de sueño por més, para orar al Sagrado Corazón de Jesús. Fue fundada como un medio de ofrecer reparación al Sagrado Corazón en las familias, por los pecados cometidos en el hogar y en contra del mismo.

Todos sabemos que los ataques contra las familias son abundantes y que necesitamos toda la ayuda divina que podamos conseguir para que no nos afecte. Quizas este considerando casarse y desearia encontrar un buen(a) esposo(a), católico y trabajador. Y si usted tiene hijos o nietos, también sera consciente de lo difícil que es mantener la fe en la familia, teniendo en cuenta todas las malas influencias que pueden tener fuera de casa, o dentro, con el internet y la tele.

Sólo necesita dedicar una hora por mes, entre las nueve de la noche y las 5-6 de la mañana, y rezar algunas oraciones durante ese tiempo.

¿Es difícil? ¡Qué va!

¿No estamos todos levantados, en algún momento, durante esas horas?

Tal vez mirando una película, escuchando musica, cuidando de alguien, leyendo algo o hablando con algun miembro de la familia.

¿Por qué no sustituir una de esas actividades una vez al mes, en reparación al Sagrado Corazón?

Nuestro Señor nos da toda la ayuda que necesitamos, si se lo pedimos. ¡Así que: pedir y se os dará!

¿Quién no tiene una decisión importante que tomar en relación con una oferta de empleo, el futuro de los niños, las preocupaciones temporales, salud, etc., …?

Nadie puede pretender tomar decisiones correctas sin primero rezar por ello.

Y ademas, podrían obtener una indulgencia plenaria, siempre que las condiciones requeridas se hayan cumplido.

Nuestro Señor nos lo pone lo mas fácil posible para que le amemos y le devolvamos su amor.

¿Vas a hacer el esfuerzo de rezar para reparar el daño causado?

El Sagrado Corazón de Jesús le dijo a Santa Margarita María: "Haced reparación por la ingratitud de los hombres. Pasad una hora en oración para aplacar la justicia divina, para implorar misericordia para los pecadores, para honrarme, para consolarme en mi amargo sufrimiento al ser abandonado por Mis Apóstoles al no velar una hora conmigo "

¿No habrá quien tenga piedad de mi y quiera compartir y tener parte en mi dolor en el lastimoso estado en que me ponen los pecadores, sobre todo en este tiempo?